Tag parques

Notas sobre los pelícanos del parque de St James

En un parque muy cerca del palacio de Buckingham se encuentran unos animales que nadie se espera ver en el centro de Londres. No estamos en el zoo sino en el parque de St James, uno de los varios parques pertenecientes a la monarquía que tiene la ciudad, y los animales de los que hablamos son una colonia de seis pelícanos que lleva viviendo en este lugar desde siempre. De

Continue reading…

Notas desde Hampstead Heath

Es un panorama siempre fascinante, a todas horas y en todas las estaciones del año. Se ve Londres como un todo, un Londres atestado, compacto y con costillares, con sus cúpulas dominantes, sus catedrales guardianas, sus chimeneas y sus agujas, sus grúas y sus depósitos de gas, y con el humo perpetuo (…) Y, sin embargo, desde Parliament Hill también se puede ver el campo.

Notas desde lo que queda de la casa de Dollis Hill

Me encanta pensar que Mark Twain vivió en una casa bastante cerca de donde yo llevo viviendo ya algunos años, que también Twain inaugurara la biblioteca de la que yo sacaba libros para intentar acostumbrarme a leer en inglés los primeros años de estar en esta ciudad, aunque muchos se quedasen siempre a mitad.

Notas desde el jardín japonés de Holland Park

Londres, Inglaterra Holland Park es como una caja llena de sorpresas. Una vez entras dentro del recinto cerrado en el que está, en un barrio de enormes casas blancas victorianas a sólo unos pasos de High Street Kensington, te encuentras con un bosque, más o menos tupido según en qué época del año lo visites.

Notas desde los jardines de Majorelle

Quizás Marrakech sea la ciudad roja pero, en los jardines de Majorelle, es de muchos más colores. El rojo está siempre presente en la terracota del suelo pero hay además verdes, por supuesto, y también amarillos, rojos, naranjas pero, sobre todo, azules. Los colores están por todas partes, en las plantas, en las macetas, en las fuentes y en los edificios.  

Notas desde la noria del Prater

Viena, Austria “Quiero ir aquí”, digo  al mismo tiempo que apunto con el dedo índice un parque de atracciones. Él se queda pensando, mirándome sin decir nada antes de intentar averiguar la razón oculta por la que yo, una de las personas que menos disfruta en parques de atracciones (y que conste que trabajé en uno, o puede que sea por esa razón), quiera pasar unas horas del corto fin

Continue reading…

Notas desde el País de Nunca Jamás

Kensington Gardens, Londres Aunque no es tan fácil de encontrar, mucha gente llega de una manera o de otra a la estatua de Peter Pan en los jardines de Kensington. Escondida entre la vegetación, a un lado de la senda que bordea el lado sur del lago Serpentine, allí apareció una mañana de 1912, en el lugar exacto al que Peter Pan llega después de salir volando desde su guardería, 

Continue reading…

Notas sobre la primavera de los narcisos

Los narcisos, esas flores amarillas que aquí se llaman daffodils, aparecen en Londres y en general en muchos otros lugares del Reino Unido casi como un suspiro de alivio. Si el invierno no se alarga demasiado aparecen de golpe en grupos de decenas de ellos que van manchando de amarillo los parques o cualquier trozo verde que haya disponible. Si los coleteos del invierno parecen no querer desaparecer, entonces surgen

Continue reading…

Notas sobre las esculturas de Vigeland

Oslo, Noruega Durante veinte años, Gustav Vigeland se dedicó a exhibir las esculturas que iba creando en el parque Frogner de Oslo que es, además, el más grande de la ciudad. Fue, en realidad, un acuerdo con el ayuntamiento lo que le llevó a hacerlo porque, después de que le expropiasen su casa para construir en ella lo que sería una biblioteca, negoció de manera que le cedieron otro lugar

Continue reading…

Notas sobre los commons londinenses

Londres tiene muchísimos parques que prácticamente todo el mundo conoce, pero sobre todo tiene los llamados commons, las tierras que antiguamente eran comunales y no pertenecían a la corona,  como era el caso de Hyde Park, Regent’s Park, St Jame’s Park y otros tantos más. Esas tierras comunales se dejaban para el disfrute de la gente de la zona, que podía obtener derechos de pastoreo sobre ellas, o tenían permiso

Continue reading…