Sobre mí

elenadeastorza

Hola,

Soy Elena, de Burriana, un pueblo en la costa de la provincia de Castellón, en España. Ahora londinense de adopción, una ciudad a la que una vez dije que no iba volver y a la que regresé se puede decir por amor. No me he arrepentido y la prueba es la cantidad de veces que hablo de ella en el blog, aunque las ganas de explorar otros lugares y de, si puedo, vivir en otros países, siguen intactas.

Algunas cosas sobre mí.

 

Enseño.

Más de lo que me gustaría, así es como me gano la vida en esta ciudad inmensa, doy clases de español y aunque me gusta, me gusta ver los progresos de la gente y la manera como ellos me pueden enseñar también mucho a mí, abrí este blog en un momento en el que echaba de menos no hacer nada más creativo, un momento en el que mi pequeño sueño de escribir sobre viajes iba a desaparecer por completo si no ponía remedio.

Viajo.

Menos de lo que me gustaría, muchísimo menos de lo que me gustaría, pero a medida que me voy haciendo mayor me he ido dando cuenta de que me intereso más y más por las cosas pequeñas, y siempre he preferido vivir en un lugar durante un tiempo a tener que verlo con prisas.

A los ocho años, cuando todas las demás niñas pedían muñecas para navidad o para sus cumpleaños, yo pedí un puf que representa el mundo –entonces, me parecía enorme. Los países están representados con colores brillantes y el mar es de un azul eléctrico. Rusia es la URSS, todavía existe Yugoslavia, y así otros muchos restos de la historia reciente del mundo.

Me gustaba sentarme sobre él, de vez en cuando bajar la vista y soñar con cada uno de esos colores diferentes con sus nombres que me fascinaban. Hasta ahora he vivido en Francia, en Italia y en el Reino Unido, siempre en Europa mientras sueño en saltar a algún otro lugar más lejano, más diferente. Entre cambio y cambio de país, he estado también en otros lugares: Portugal, Andorra, Holanda, El Vaticano, NoruegaSueciaRepública Checa, Bélgica, AlemaniaGrecia, IrlandaMaltaCroacia, Suiza, AustriaTúnez, Egipto, Marruecos, Tailandia, CamboyaSudáfricaTurquía y Japón, de ellos hablo más o menos por aquí.

Leo.

Mucho, desde siempre, varios libros a la vez, libros de viajes, novelas, ensayo,  y de eso ha salido la idea de leyendo el mundo porque, cuando no estoy en movimiento, probablemente esté viajando también lejos a través de las páginas de un libro. También me obsesionan los lugares conectados con los escritores y libros que me gustan.

Si quieres recomendarme algún libro, contáctame, me encanta que me recomienden libros.

Escribo.

Un poco menos de lo que me gustaría, aunque lo llevo haciendo desde que tendría unos once o doce años. Diarios, cosas que publico aquí, otras cosas que no publicaría ni muerta y otras cosas que querría publicar algún día en otros sitios… me encanta juntar palabras y volverlas a juntar de otra manera distinta para ver en qué quedan.

Escribir es también una forma de luchar contra la memoria, entender lo que me rodea e intentar comprenderme también a mí misma.

Hago fotos.

Todo el tiempo. Quizás por lo mismo, por la memoria digo.

Aprendo.

Soy muy curiosa e inquieta, cuando las cosas ya no me enseñan nada me canso de ellas, estudié Humanidades, una carrera que según muchos no servía para nada, y lo hice por pura curiosidad.

Aprendo sobre el pasado, sobre por qué funcionan las cosas o por qué son cómo son. Aprendo idiomas –las palabras, otras vez, ya he dicho que me gustan las palabras, sean en la lengua que sean, porque aprender un idioma te abre a un mundo completamente distinto al tuyo, te hace poder entender a la gente sin filtros. Aprendo sobre las personas que me rodean.

El blog no es más que retazos de todo eso, de todas esas cosas que me hacen feliz. Espero que te quedes por aquí y, si quieres saludar puedes contactarme por email en notasdesdealgunlugar@gmail.com o buscarme por Facebook, Twitter, Google+, Instagram o Pinterest.