Notas para leer el mundo

Mientras ojeaba las estanterías de Daunt Books, pasando de guías de viajes a ensayos y, más tarde, a literatura, me volvió a la cabeza algo que siempre he pensado, que para conocer un país, una sociedad, a veces no son los libros de no ficción los mejores sino la ficción misma, porque ésta te muestra todas las posibilidades de ese lugar y de esa gente, como también nos muestra todas las posibilidades de nuestra propia vida.

 

La ficción para conocer el mundo

Las historias de las novelas o de los cuentos no son reales pero son posibles, pueden de verdad ocurrir, incluso a veces las más disparatadas, no hay más que leer a Julio Verne o a George Orwell para saber que algunas cosas se pueden cumplir, incluso las que preferiríamos que no.

Yo siempre he estado rodeada de ficción, algunas personas me han dicho que si es una manera de escapismo como también le llaman escapismo al viajar, alguien de mi familia incluso me dijo hace muchos años que empezase a leer algo útil, con lo que se entiende que quería decir que la literatura era algo completamente inútil. Pero la verdad es que ambas cosas, leer y viajar, son para mí una manera de intentar comprender el mundo, en su realidad pero también en todas sus posibilidades.

 

Más allá de mi mundo conocido

En la librería, también me di cuenta de que si bien me encanta leer, acabo siempre leyendo libros dentro de mi mundo conocido y eso se reflejaba también en mis incursiones por según qué estanterías.

Reino Unido, Francia, España y algunos países de Latinoamérica, a los que además sueño poder viajar algún día; un poco por Turquía y Marruecos, que son países que hace no tanto tiempo que he visitado; algunos minutos frente a Sudáfrica porque hace dos años me quedé con ganas de más; quizás un poco de Japón…

Leo literatura inglesa o estadounidense, española e hispanoamericana aunque tampoco de todos los países, cuando estoy planeando un viaje hacia algún lugar tiendo a buscar escritores de ese país y abrir mis horizontes lectores hacia otros continentes. Pero hay países a los que nunca he viajado,  a algunos incluso nunca viajaré y, al mismo tiempo, tampoco he leído nada de lo que se ha escrito o se escribe en ellos.

Hay zonas, manchas enormes en mi mapa literario. El sureste asiático y China, prácticamente toda África menos algo de la literatura del norte del continente, Australia y Nueva Zelanda, Europa del Este, menos algunos libros de Rusia que fueron escritos hace más de cien años, y tantos otros sitios que si los menciono formarían una lista demasiado larga.

 

Libros volando

 

Leyendo el mundo 

Por eso, he pensado en comenzar a intentar conocer escritores nuevos, buscar libros de países de los que no conozco nada y que éstos me vayan llevando a otros, porque sé que un libro te puede dar a conocer otro y hacerte descubrir algunos que se queden contigo para siempre.

Voy a comenzar una especie de proyecto, de sección o de serie, no sé en realidad cómo llamarlo, como forma de seguir un orden (porque me gusta siempre ser ordenada) y porque quiero unir aún más si cabe, en este blog, los viajes y la literatura.

Empezar y seguir, por orden alfabético, leyendo algo de cada uno de los 196 países que existen en el mundo. Libros de ficción, novelas, novelas cortas, cuentos, y a ser posible traducidos al español aunque sé muy bien que me voy a quedar estancada en muchos momentos.

Me gustaría que fuesen relativamente recientes o muy representativos del lugar del que vienen, y que estén escritos por un escritor del país y, al mismo tiempo, la historia esté también ambientada también en él.

 

Eso no quiere decir que deje de leer otras cosas, como por ejemplo libros de viajes. O que un escritor de un país no pueda escribir sobre otro o que, por ser de un lugar concreto deba escribir de una cierta forma o sobre temas concretos, como critica en esta charla la escritora turca Elif Shafak. Tampoco que no tenga en cuenta aquellas literaturas que siguen sin tener un país oficial que las acoja.

 

Quiero usar la lectura como una manera de poder conocer más un país y, de esa manera, poder ir leyendo poco a poco el mundo desde casa.

 

Os dejo, porque un libro de Afganistán me espera…

 

¿Tenéis alguna recomendación?

 

6 Discussions on
“Notas para leer el mundo”

Leave A Comment

Your email address will not be published.