Notas desde el restaurante más antiguo de Londres

Desde la calle, Rules, el que dicen que es el restaurante más antiguo de Londres, es todo letras doradas, escudos familiares, flores y placas talladas en las que puedes ir leyendo su historia. Su portero no espera que vayamos a entrar, la mayor parte de la gente que está cenando allí esa noche pasa de los sesenta años.

 

Pero entramos.

 

Dejamos atrás Covent Garden, la calle Maiden Lane y la gente que siempre va y viene por esa zona, y volvemos al pasado, a una época de muebles clásicos de tonos oscuros, moquetas y el color rojo por todas partes. Una época que ya no existe, en la que lo inglés era aún más inglés, un espacio que parece estar parado en el tiempo.

En las paredes no queda ningún hueco libre, hay espejos enormes de marcos dorados, retratos, bocetos y programas teatrales enmarcados que parecen estar ahí desde hace décadas, fotografías. Es además más grande de lo que parece desde la calle porque tiene un bar, varias plantas y zonas que puedes reservar para eventos privados.


Restaurante Rules de Londres

Restaurante Rules, Londres6 Restaurante Rules, Londres


Quizás Rules no haya cambiado nada en los últimos cincuenta años, quizás tuviese ya esos muebles y esos colores cuando cenaron en él Charles Chaplin, Buster Keaton, Clark Gable, Laurence Olivier, o cuando Evelyn Waugh o Graham Greene lo mencionaban en alguna de sus novelas.

Quizás tampoco era tan diferente algo antes, mientras Dickens o Thackeray pensarían en sus novelas y artículos respectivos, al mismo tiempo que en su rivalidad, frente a un elaborado plato de caza.

John Betjeman, el poeta y periodista que abrió los ojos a muchos británicos sobre la importancia de mantener su patrimonio histórico, describió su interior como único e irremplazable, y como una parte fundamental del mundo literario y teatral de la ciudad, porque los escritores y actores han sido desde siempre muchos de sus fieles clientes.

 

Rules abrió sus puertas en 1798. Su fundador, Thomas Rules, fue un oficial del ejército británico que a petición de su familia dejó la vida militar, se asentó en Londres y decidió abrir un “bar de ostras”, un oyster bar que fue todo un éxito.

El restaurante ya no se especializa sólo en ostras sino más bien en platos de caza y en pescados de río como salmones y truchas, y tampoco se encuentra en manos de la familia original sino que, desde entonces, ha tenido otros dos dueños. El propietario actual también es dueño de una finca en el norte de Inglaterra, en Yorkshire, de la que proviene la carne y el pescado.

 

En la carta hay faisanes, liebres, conejos, patos salvajes, cangrejos de río, pasteles de carne, quesos y postres ingleses.

Nosotros pedimos un carpaccio de carne de venado (venison carpaccio) y gambas en una conserva de mantequilla (potted shrimps) como entrantes.


Restaurante Rules, Londres Restaurante Rules, Londres


Estofado de ternera (daube of beef) y perdiz con champiñones y vino tinto (roast red leg partridge) como platos principales.


Restaurante Rules, Londres Restaurante Rules, Londres


Y de postre, un pudín pegajoso de caramelo (sticky toffee pudding) y un bizcocho con melaza (golden syrup sponge pudding).


Restaurante Rules, Londres7

Restaurante Rules, Londres


No hay nada demasiado elaborado pero los productos son buenos y los platos tradicionales, así que es un buen lugar para probar buena cocina inglesa, si no te importa pagarla, si quieres un sitio en el que celebrar algo especial, si quieres viajar durante un rato a un tiempo que ya ha pasado.


¿Dónde estás?

Leave A Comment

Your email address will not be published.