Notas de 15 cosas que quizás no sabes sobre Londres

1

Londres no está bañada sólo por un río sino por varios, la mayoría afluentes del Támesis, el problema es que ahora no son visibles. Durante la época victoriana, sobre todo porque muchos eran usados como vertederos, fueron cubiertos e incluidos dentro de los sistemas de cloacas. Pero sus nombres (Fleet, Westbourne, Tyburn,…) todavía están presentes en según qué zonas, en calles, en pubs,…

2

Si quieres puedes cruzar el Támesis por debajo y no me refiero a hacerlo con alguna de las líneas de metro que cruzan de una orilla a otra, sino a pie, o incluso en bicicleta. Eso es posible en el túnel que cruza el río desde Greenwich, justo al lado del Cutty Sark, a la Isle of Dogs, si lo haces tienes que saber que estarás a poco más de quince metros de profundidad.

3

En Londres se conduce por la izquierda, vaya en todo el Reino Unido y en aquellos países que pertenecieron al imperio británico, eso lo sabe todo el mundo. Pero, como en todo, siempre hay una excepción que confirma la regla y ésta se encuentra en una pequeña calle perpendicular al Strand que lleva a la entrada del Hotel Savoy. Así que, Savoy Court, desde 1902, es la única calle en el Reino Unido en la que se permite circular por la derecha. La razón, dicen, era para evitar que los vehículos que se acercan al Savoy Theatre, justo al lado del hotel, bloqueasen la entrada.


Savoy Hotel


4

En Londres las cosas no son siempre lo que parecen y hay fachadas de casas, como las de los números 23 y 24 de Leinster Gardens, muy cerca del lado norte de Hyde Park, que son sólo eso, fachadas. Detrás de ellas no hay nada, o más bien sólo hay unos agujeros de ventilación que datan de los primeros años del metro, cuando los trenes eran de vapor y se necesitaban respiraderos que ayudasen a vaciar los túneles de humo.

5

En Hyde Park, aunque algo escondido y no se encuentre ya en funcionamiento, hay un cementerio de mascotas. Se utilizó entre 1881 y 1903 como un favor de uno de los guardianes del parque y tiene aproximadamente unas trescientas tumbas, se encuentra en el lado norte, junto a la casa que ocupaban los guardas en Victoria Gate.

6

Y Londres tiene también un cementerio de monopatines. Está en Hungerford Bridge, el puente que une la estación de Charing Cross con el Southbank, porque ahí, en el sur del río, se encuentra desde hace más de 40 años el Southbank Skatepark, un espacio lleno de rampas y de graffitis que está siempre ocupado por jóvenes.


El cementerio de monopatines en Londres


7

Si te quedas con las ganas de acercarte un poco más al número 10 de Downing Street y ver el lugar en el que vive el Primer Ministro del Reino Unido, algo imposible por las barreras y la seguridad que rodea toda la zona, siempre te queda acercarte al número 10 de Adam Street, una de las calles que dan al Strand, la puerta es prácticamente idéntica.

8

Los famosos autobuses de dos pisos no han sido siempre rojos. Ese color, ahora tan icónico, comenzó a imponerse sólo a partir de 1907 y antes de eso, cuando la red de autobuses estaba dominada por diferentes compañías, cada una de ellas pintaba sus vehículos de colores diferentes. Algunos de esos autobuses antiguos se pueden ver ahora en el Museo del Transporte en Covent Garden.

9

Los famosos buzones rojos que se encuentran en cualquier esquina, aparecieron por primera vez a mediados del siglo XIX, antes se debía ir siempre a la oficina de correos, y nacieron para organizar mucho mejor la recolección del correo. La idea partió del escritor Anthony Trollope, que por aquel entonces trabajaba en Correos.


Buzones de Londres


10

Hablando del correo, la red de metro es tan extensa que también hay una línea que está dedicada sólo a eso, al correo. Aunque desde el 2003 ya no se utiliza, llevaba en funcionamiento desde 1911, cruza la ciudad de un lado a otro, desde Paddington a Whitechapel y es algo más estrecha que las otras.

11

La Torre de Londres puede dar la impresión de que perdió su función original hace muchos siglos pero, durante la segunda guerra mundial, se recuperó su uso como prisión y, en 1941, Rudolf Hess, la persona más importante dentro del partido nazi después de Hitler, estuvo encarcelado en ella durante unos días y se convirtió en su último prisionero. Más tarde sería juzgado en Nuremberg y encerrado de por vida en una prisión berlinesa.

12

Y hablando de nazis. Hitler tenía cierta obsesión con la famosa columna del almirante Nelson que se alza en el centro de la plaza de Trafalgar y dicen que, si su plan de invadir las islas británicas hubiese triunfado, su idea era llevársela a Berlín y alzarla allí como símbolo de su victoria.


Trafalgar y Nelson desde la National Gallery


13

El Big Ben podría convertirse un día en la torre inclinada de Londres y es que, hace pocos años, se descubrió que tiende a inclinarse hacia el noroeste y, aunque no se sabe la razón, se piensa que es a causa del tipo de suelo en el que se encuentra. Pero la inclinación es muy pequeña y para notarla dicen que tendremos que esperar unos cien años.

14

Quizás ahora no lo parezca pero la zona final de Oxford Street con el principio de Hyde Park, más o menos donde se alza ahora Marble Arch, con sus tiendas, cientos de personas, parques y demás, fue durante siglos la zona de ejecuciones más importante de Londres. Ahí se alzaba el Tyburn Tree, una horca de seis metros con forma triangular que congregaría también a mucha gente, cuando las ejecuciones eran todo un espectáculo.

15

Si quieres conocer cuál es el punto desde el cual se cuentan las distancias en Londres, su Km. 0, te tienes que acercar otra vez a la plaza de Trafalgar, al lugar en el que ahora se encuentra la estatua a caballo de Carlos I, aunque en realidad se ha probado que ese no es su centro geográfico, éste se encuentra un poco más abajo, al sur de río, en Lambeth. 

 

¿Qué otras cosas curiosas que quizás los demás no sabemos conoces sobre Londres?

 


6 Discussions on
“Notas de 15 cosas que quizás no sabes sobre Londres”

Leave A Comment

Your email address will not be published.