Notas desde un pedazo del Museo de la Inocencia

Para visitar el Museo de la Inocencia tienes que estar en Estambul, recorrer las calles del distrito de Beyoğlu y llegar al barrio de Çukurcuma, a una casa del siglo XIX en la que están dispuestos ochenta y tres armarios con objetos sacados de otra época.

 

El Museo de la Inocencia no es un museo al uso, es el museo de la novela del mismo nombre escrita por el escritor turco y premio Nobel Orhan Pamuk, y él mismo dice que creó las dos cosas a la vez, la novela y el museo, el museo y la novela, que la novela se iba tramando a medida que él mismo añadía más y más objetos a la colección, y que el museo se organizó meticulosamente para que los objetos que él encontraba en anticuarios y tiendas de segunda mano de toda la ciudad cobrasen significado.

Pero, al final, el libro se adelantó un poco y fue publicado en 2008, mientras que el museo abriría sus puertas en 2012.

 

Museo de la Inocencia, Somerset House Museo de la Inocencia, Somerset House1

 

La historia del Museo de la Inocencia, me refiero a la novela, comienza en los años setenta y perdura durante unos treinta años. Kemal, un joven proveniente de una familia acomodada y occidentalizada de la ciudad se enamora de una pariente lejana y pobre, Füsun, y de su rechazo nace una obsesión que le hace ir recogiendo y coleccionando todos los objetos que están, de alguna manera, relacionados con ella. Para capturar los momentos fugaces que le dan felicidad, esos momentos de los que está hecha la vida, para capturar el tiempo que transcurre demasiado rápido.

Y ahí nace la idea del museo. En él se guardan todos esos objetos que Kemal ha cedido, en un juego literario, al autor. Son objetos mundanos, del día a día, que al contrario que lo que conocemos como museo quizás no tienen ningún valor histórico pero sí emocional, personal.

 

Una ciudad será un museo de nuestras memorias si vivimos en ella el tiempo suficiente.

 

El Museo de la Inocencia se encuentra en Estambul, en la ciudad natal de Pamuk y en la que ha vivido toda su vida, pero abrió unos años después de que yo la visitase. Ahora una parte muy pequeña de él se encuentra en Londres, en el centro cultural que es la gran mansión de Somerset House.

 

Somerset House

 

Nada tienen que ver el Strand londinense y su edificio neoclásico con el barrio de Estambul en el que ocurre la historia pero, durante un rato, en las dos pequeñas salas y los trece pequeños gabinetes que forman la exposición, parece que nos hayamos alejado del presente, de la realidad, y nos quedamos un poco envueltos en la melancolía de los objetos y en la historia de ficción en la que aparecen.

Hay dentaduras postizas, postales, fotografías, bolsos, cigarrillos, botones, cepillos de dientes, cuadros, cerillas, facturas, medicamentos, saleros, recortes de periódico, juguetes, perfumes y relojes, siempre la obsesión por el tiempo.

 

El Museo de la Inocencia de Orhan Pamuk2 Museo de la Inocencia en Londres1 Museo de la Inocencia en Londres Museo de la Inocencia de Orhan Pamuk en Londres Museo de la Inocencia, Somerset House2 Museo de la Inocencia, Somerset House3 Museo de la Inocencia de Orhan Pamuk en Londres1 El Museo de la Inocencia de Orhan Pamuk1

 

Pero no hace falta haber leído el libro porque, aunque todas las cosas expuestas hablan de la historia de las dos familias ficticias de la novela, son a la vez también una ventana a Estambul, a la vida privada de sus habitantes en los últimos años del siglo XX.


¿Dónde estás?

Leave A Comment

Your email address will not be published.