Category Grecia

Notas fotográficas: Un atardecer en Santorini

Oia, Santorini Muchos lugares claman tener el atardecer más bello del mundo. Oia, en el norte de la isla griega de Santorini, es uno de ellos. Así que, cada día, poco tiempo antes de que el sol se esconda, decenas de personas se acercan desde todos los rincones de la isla para poder verlo.

Notas desde la Acrópolis

La Acrópolis, Atenas Para mí es siempre un poco extraño visitar esos monumentos o lugares icónicos de cualquier lugar, los que se han convertido para muchos en la única razón para recorrer kilómetros y kilómetros, para cruzar continentes, aunque  en verdad me muera también de ganas por contemplarlos.

Notas desde el santurario de Delfos

Esperamos el autobús para ir a Delfos como mejor pudimos, en una de las ventanillas nos dijeron que iba a tardar aproximadamente tres horas. No tenía libros ni, por aquel entonces, un teléfono con el que entretenerme y las revistas, libros y demás que vendían en las tiendas de la estación de autobuses de Atenas, estaban todas en griego. Lo único que encontré comprensible fue un pequeño libro de sudokus

Continue reading…

Notas desde la isla de Nea Kameni

Los volcanes quizás sean uno de los fenómenos de la naturaleza que más curiosidad y expectación crean en las personas. Allá donde hay volcanes, a pesar del peligro potencial que implican, habrá siempre curiosos que deseen matar esa curiosidad y verlos aunque sólo sea en su estado más pacífico.

Notas desde Naxos

Ariadna erraba loca por la desierta arena que ciñe la isla de Naxos combatida por el mar; apenas sacude el sueño medio cubierta con la sencilla túnica, con los pies descalzos y sueltos los rubios cabellos, se dirige a las sordas olas llamando al cruel Teseo y un raudal de lágrimas se desliza por sus frescas mejillas; gritaba y lloraba a la vez, y el llanto y las voces, lejos

Continue reading…

Notas desde el monte Licabeto

Atenas es más grande de lo que parece a primera vista y, para comprobarlo, sólo hace falta decidirse a subir las empinadas cuestas del Monte Licabeto a través del barrio de Kolonakis y, más tarde, tomar el funicular que llega hasta la cima.